NOTICIAS DE NUESTRA BODEGA


Entrevista con David Falxa, responsable de Acondicionamiento & Expedición en la Bodega Irouleguy

Entrevista con David Falxa, responsable de Acondicionamiento & Expedición en la Bodega Irouleguy

20/12/2018

Buenos días David, 

 

¿Podría decirnos quién es? 

 

Soy David Falxa. Soy de Baigorri.

 

Trabajo en la Bodega Irouleguy desde el 1 de junio de 2000, luego desde hace casi 18 años y medio. 

 

¿En qué consiste su trabajo?

 

Soy el responsable del acondicionamiento y la expedición de las botellas de vino de la cooperativa.

 

El acondicionamiento comporta el embotellado, el etiquetado, el encapsulado y la puesta en cajas. La expedición consiste en preparar todos los pedidos que van a ser enviados en el día o en un periodo corto, tanto para nuestros clientes profesionales como particulares.

 

 

¿Dónde envían sus botellas?  

 

Enviamos pedidos por toda Francia, a tiendas de vinos, a restaurantes y a particulares que han realizado su compra por internet o en nuestra tienda.

 

Mandamos paquetes a muchos lugares, pero el volumen más importante es local, a escala del suroeste de Francia. 

 

También asistimos a ferias y salones gastronómicos en Francia: en la región parisina - principalmente con nuestra presencia en el Salón de la Agricultura en donde estamos presentes desde hace 40 años, y también en Marsella, Toulouse y el Norte de Francia.

 

Por último, también enviamos nuestros vinos al extranjero, principalmente a Bélgica, a Japón y a España aunque este último casi no cuenta como extranjero, es como de casa, simplemente hay que pasar al otro lado de los Pirineos... Esperamos poder llegar pronto a otros lugares para que puedan descubrir nuestros vinos.

 

 

¿Cómo ha sido su carrera?  

 

En un principio no entré en la cooperativa para ocupar este puesto. Me contrataron para ocuparme de la venta a particulares, tanto en la tienda como en ferias y salones.

 

Trabajé en la tienda 15 años, hasta el 2015 y desde entonces ocupo mi actual puesto que me propusieron, en un principio, para cubrir una baja. Me pareció interesante pasar del otro lado de la barrera, descubrir otro trabajo. Tenía ganas de cambiar y me ofrecieron esta oportunidad.

 

Primero cursé un bachiller general. Después pensándolo bien y siendo mi familia del mundo agrícola, decidí profundizar mis estudios y realicé un diploma medio de BTS ACSE (Análisis y dirección de sistemas de explotación).

 

Después me incorporé al mundo laboral.

 

Trabajé como conductor de maquinaria agrícola en Géant Vert en Labatut, en la cooperativa agrícola de Saint-Jean-Pied-de-Port, en Mendiko Lisa en Irissarry y por último, en Lur Berri en Saint-Palais.

 

Pero me empecé a interesar por el mundo del vino y quería trabajar en contacto con personas, por eso decidí presentarme a la Bodega Irouleguy. Y ahí empezó todo.

 

Trabajé en la tienda, aunque también por un tiempo estuve en la administración sustituyendo a una colega que estaba realizando una formación, e incluso durante un trimestre en la propia bodega para ayudar a una de mis colegas que estaba embarazada.  

 

Son experiencias diversas, he visto muchos niveles diferentes por lo que puedo comprender mejor el trabajo de unos y otros. Cuando solo trabajamos en la venta, no podemos entender todo el proceso, todo lo que se ha ido haciendo hasta llegar ahí. He tenido suerte de haber podido aprovechar esa movilidad interna para entender las diversas etapas.  

 

Actualmente soy el responsable de un equipo formado por Claude y Carlos que llevan casi 20 años en la casa. Es un buen equipo, un equipo perenne.

 

Por qué decidió trabajar en la Bodega Irouleguy ?  

 

Quería trabajar en esta zona, quedarme a vivir aquí. Es que se vive muy bien.

 

Es una zona con identidad, con nuestro trabajo apoyamos una producción local y mostramos lo que sabemos hacer.

 

Apoyamos el trabajo de los viticultores, la denominación, y permitimos que las personas puedan vivir aquí.  

 

Nos gusta lo que hacemos y el proyecto que hay alrededor, queremos que perdure.  

 

Por todo ello nos gusta trabajar aquí.  

 

 

¿De qué está orgulloso?  

 

Estoy orgulloso del trabajo que hago. Estoy contento de haber podido pasar por diversos puestos de trabajo y de poder tener una visión nítida del trabajo de los que me rodean.

 

Y como persona, la cooperativa me ha hecho evolucionar. He crecido, desde mis 20 a mis 40 años en la Bodega.

 

Mi trabajo, me ha abierto el espíritu, he vivido muy buenas experiencias. Nos permite quedarnos aquí pero tener mucha abertura hacia el exterior, viajar y conocer nuevas personas.

 

Estoy orgullosos de todas las personas que he conocido, de esa abertura hacia otros, no solo con las personas de la Bodega, sino también con nuestros proveedores. Por ejemplo, no se trata de comprar corchos para las botellas, sino de interesarse por su trabajo, sus particularidades, sus competencias…

 

Estoy orgulloso de todo ello.

 

Gracias David.

El abuso de alcohol es peligroso para la salud, le recomendamos lo consuman con moderación.